Club Español de Retrievers 1997

Razas

Estas son las razas reconocidas por el American Kennel Club y la Federación Cinológica Internacional. Cada una de estas razas tiene características y temperamentos únicos, aunque todas comparten una habilidad para recuperar, ya sea en tierra o agua, lo que las hace excelentes perros de caza y compañía.

GOLDEN RETRIEVER
El Golden Retriever es una raza de perro muy querida y reconocida por su inteligencia, naturaleza amigable y, por supuesto, su característico pelaje dorado. Originarios de las Tierras Altas de Escocia en el Reino Unido durante la segunda mitad del siglo XIX, estos perros fueron criados inicialmente por el Lord Tweedmouth, Sir Dudley Marjoribanks. Se buscaba un perro que fuera hábil para recuperar la caza de aves acuáticas bajo diversas condiciones climáticas y terrenales. La raza resultante es un compuesto de varias, incluyendo el Tweed Water Spaniel (ahora extinto), el Newfoundland, el Irish Setter y otros spaniels de agua.
La raza Golden Retriever fue diseñada para ser tanto un perro de trabajo como un compañero leal. Su nombre, «Retriever», proviene de su capacidad para «recuperar» la caza sin dañarla, gracias a su suave mordida. El término «Golden» hace referencia a su hermoso y resistente pelaje dorado. Son perros de tamaño medio a grande, con los machos generalmente más grandes que las hembras. Los machos pueden pesar entre 29 y 34 kilogramos y medir hasta 60 cm, mientras que las hembras pueden pesar entre 25 y 29 kilogramos y medir hasta 55 cm.
Los Golden Retrievers son famosos por su inteligencia y versatilidad. Son perros muy entrenables, lo que los convierte en una elección popular para una variedad de roles, incluyendo perros guía para ciegos, perros de terapia y de búsqueda y rescate, y también para roles en televisión y cine. En el hogar, son conocidos por su comportamiento amigable y confiable, lo que los hace excelentes mascotas familiares.
Además de su inteligencia, los Golden Retrievers son conocidos por su paciencia y su naturaleza afectuosa. Aman a las personas y son especialmente buenos con los niños. Son perros activos y disfrutan del ejercicio regular, especialmente las actividades que involucran recuperar, como traer de vuelta un frisbee o una pelota. Sin embargo, también disfrutan de su tiempo de relajación y les encanta estar cerca de sus dueños.
Es importante señalar que los Golden Retrievers requieren un cuidado regular del pelaje debido a su espeso subpelo. También pueden ser propensos a ciertas condiciones de salud, incluyendo displasia de cadera, problemas oculares y cardiacos, y ciertos tipos de cáncer. Sin embargo, con la atención veterinaria adecuada y un estilo de vida saludable, estos perros pueden vivir hasta 10-12 años, proporcionando años de compañía leal y amorosa.
En resumen, el Golden Retriever es un perro verdaderamente notable: inteligente, amigable, adaptable y hermoso. Su rica historia, sus habilidades de recuperación y su amigable personalidad hacen de esta raza una de las más populares y queridas en todo el mundo.
CHESAPEAKE BAY RETRIEVER
El Chesapeake Bay Retriever: también conocido simplemente como «Chessie», es una raza única de perro que se originó en la región de Chesapeake Bay en los Estados Unidos durante el siglo XIX. Esta raza se desarrolló con un propósito muy específico: recuperar aves acuáticas en las condiciones extremas de la bahía de Chesapeake, incluyendo agua fría y a veces hielo.
La historia de la raza Chesapeake Bay Retriever comenzó en 1807, cuando un barco británico fue rescatado por un barco estadounidense. Como muestra de gratitud, los británicos regalaron dos cachorros Newfoundland, llamados Sailor y Canton. Estos dos perros, un macho y una hembra, se consideran los antepasados de todos los Chesapeake Bay Retrievers. Se dice que Sailor y Canton demostraron una increíble habilidad para recuperar aves en las duras condiciones de la bahía y que se cruzaron con perros locales para crear una raza resistente y especializada. Aunque la raza fue reconocida por el American Kennel Club en 1885, el club no estableció un estándar oficial para la raza hasta 1918.
Los Chesapeake Bay Retrievers son perros de tamaño medio a grande. Los machos pueden pesar entre 29 y 36 kilogramos y alcanzar una altura de 58 a 66 cm, mientras que las hembras pueden pesar entre 25 y 32 kilogramos y alcanzar una altura de 53 a 61 cm. Tienen un pelaje denso y resistente al agua que puede ser de color marrón oscuro, marrón claro o marrón rojizo. Esta capa les proporciona una excelente protección contra las temperaturas frías y el agua helada, condiciones para las cuales fueron criados.
Los Chesapeake Bay Retrievers son conocidos por su inteligencia, tenacidad y fuerza. Son excelentes nadadores y tienen una impresionante habilidad para recuperar, con una boca suave que permite llevar la caza sin dañarla. Aunque son conocidos por su seriedad y por ser un poco reservados, también son perros leales y protectores de su familia. Son excelentes perros de trabajo, pero también pueden ser buenos compañeros de familia, siempre y cuando se les dé suficiente ejercicio y estimulación mental.
En términos de salud, los Chesapeake Bay Retrievers son generalmente una raza saludable, aunque pueden ser propensos a ciertos problemas, incluyendo displasia de cadera, problemas oculares y enfermedades del corazón. Con un cuidado y atención adecuados, un Chesapeake Bay Retriever puede vivir entre 10 y 13 años.
En resumen, el Chesapeake Bay Retriever es una raza notable, creada para trabajar en condiciones difíciles y para ser un fiel compañero. Su historia única, su capacidad de trabajo y su lealtad los convierten en una raza fascinante y amada.
FLAT COAT RETRIEVER
El Flat-Coated Retriever es una raza encantadora y enérgica de perro que se originó en el Reino Unido en el siglo XIX. Conocidos por su pelaje liso y brillante y su entusiasmo por la vida, estos perros son tanto trabajadores incansables como compañeros de familia cariñosos.
La historia del Flat-Coated Retriever se remonta a la mitad del siglo XIX, cuando se buscaba un perro de caza superior que también pudiera desempeñarse como perro de trabajo. Se cree que esta raza es el resultado de varios cruces entre perros de caza existentes, incluyendo el Newfoundland, el Collie, el Setter, el Labrador y el Pointer. El resultado fue un perro con un pelaje liso y resistente al agua, una capacidad excepcional para recuperar y un gran entusiasmo por el trabajo. El Flat-Coated Retriever fue reconocido oficialmente por el Kennel Club británico en 1873 y por el American Kennel Club en 1915.
El Flat-Coated Retriever es un perro de tamaño medio a grande. Los machos generalmente pesan entre 27 y 36 kilogramos y miden entre 58 y 61 cm de altura, mientras que las hembras pesan entre 25 y 32 kilogramos y miden entre 56 y 59 cm de altura. Su pelaje liso, que puede ser negro o hígado, es una de sus características más destacadas.
Estos perros son conocidos por su energía, inteligencia y amabilidad. Son extremadamente versátiles y se adaptan a una variedad de roles, desde perros de caza hasta perros de terapia y de búsqueda y rescate. En casa, son conocidos por su naturaleza juguetona y su amor por las personas. Aunque pueden ser un poco traviesos, su afecto por sus dueños y su deseo de complacer los convierten en maravillosos compañeros de familia.
El Flat-Coated Retriever es generalmente una raza saludable, aunque pueden ser propensos a ciertas condiciones de salud, como la displasia de cadera, el cáncer (especialmente el hemangiosarcoma) y ciertos problemas oculares. Con el cuidado y la atención adecuados, estos perros pueden vivir entre 10 y 12 años.
En resumen, el Flat-Coated Retriever es una raza de perro notable con un rico historial de caza y trabajo. Su personalidad enérgica y amistosa, junto con su capacidad para trabajar en una variedad de roles, hacen de esta raza una excelente opción para aquellos que buscan un perro que sea tanto un trabajador activo como un leal compañero de familia.
CURLY COATED RETRIEVER
El Curly-Coated Retriever es una raza de perro apreciada tanto por su habilidad en el trabajo como por su apariencia distintiva. Originarios del Reino Unido, son la raza de perros Retriever más antigua, reconocidos por su pelaje rizado, resistente al agua, y su capacidad para recuperar en la tierra y en el agua.
La raza se originó en Inglaterra durante el siglo XVIII, donde se utilizaron para la caza de aves acuáticas. El Curly-Coated Retriever es probablemente una mezcla de diferentes razas, incluyendo el antiguo perro de agua inglés, el St. John’s water dog, el Poodle de tamaño mediano, el Irish Water Spaniel, y tal vez el Newfoundland y el Setter irlandés. El resultado de estos cruces fue un perro resistente y habilidoso con una capacidad innata para recuperar en la caza, tanto en la tierra como en el agua.
Los Curly-Coated Retrievers son perros de tamaño grande. Los machos pueden pesar entre 32 y 41 kilogramos y medir entre 63 y 69 cm de altura, mientras que las hembras pueden pesar entre 27 y 36 kilogramos y medir entre 58 y 64 cm de altura. Su pelaje es denso y rizado, proporcionándoles un excelente aislamiento contra el agua y el clima frío. Los rizos pueden ser de color negro o hígado.
Esta raza es conocida por su inteligencia, confianza y resistencia. Son excelentes nadadores y tienen una fuerte capacidad para recuperar. Son trabajadores incansables en el campo, pero también pueden ser tranquilos y reservados en casa. A pesar de su naturaleza algo independiente, los Curly-Coated Retrievers son perros leales y cariñosos que se apegan a su familia.
Los Curly-Coated Retrievers son generalmente saludables, pero como todas las razas de perros, pueden ser susceptibles a ciertos problemas de salud. Estos pueden incluir la displasia de cadera, enfermedades oculares como la atrofia progresiva de la retina, y ciertos tipos de cáncer. Con un cuidado adecuado, la esperanza de vida de un Curly-Coated Retriever es de 8 a 12 años.
En resumen, el Curly-Coated Retriever es una raza de perro de trabajo altamente valorada y una excelente compañía familiar. Su combinación única de habilidad para el trabajo, inteligencia, lealtad y una apariencia distintiva lo convierten en una raza apreciada y respetada. Aunque no son tan conocidos como algunos de sus primos Retriever, aquellos que tienen la suerte de compartir sus vidas con un Curly-Coated Retriever suelen hablar de ellos con gran afecto y admiración.
NOVA SCOTIA DUCK TOLLING RETRIEVER
El Nova Scotia Duck Tolling Retriever, conocido cariñosamente como Toller, es una raza de perro enérgica, inteligente y versátil que se originó en Nueva Escocia, Canadá, en el siglo XIX. Esta raza única fue criada específicamente para «hacer tolling» (atraer) y recuperar patos en ambientes de caza.
El origen de la raza se remonta a principios del siglo XIX, donde se cruzaron diferentes razas de perros de trabajo para crear un perro que pudiera atraer a las aves acuáticas a la orilla para que los cazadores pudieran disparar. Aunque no se sabe con certeza qué razas contribuyeron a la formación de los Tollers, se piensa que pueden incluir al Setter irlandés, al Spaniel de agua, al Collie y al Retriever. La raza fue reconocida oficialmente por el Canadian Kennel Club en 1945 y por el American Kennel Club en 2003.
Los Tollers son perros de tamaño mediano, con los machos pesando entre 20 y 23 kilogramos y midiendo entre 48 y 57 cm de altura, y las hembras pesando entre 17 y 20 kilogramos y midiendo entre 45 y 53 cm de altura. Son famosos por su pelaje de color rojo o naranja y su enérgico comportamiento, a menudo moviendo la cola rápidamente cuando están emocionados, lo que ayuda a atraer a las aves acuáticas curiosas.
Los Nova Scotia Duck Tolling Retrievers son perros activos, inteligentes y orientados al trabajo. Son excelentes perros de caza, pero también son conocidos por su capacidad para adaptarse a una variedad de roles, incluyendo la búsqueda y el rescate, y el trabajo como perros de terapia. Son perros muy sociales que se apegan estrechamente a su familia, y su naturaleza amistosa y juguetona los convierte en excelentes compañeros de familia.
En cuanto a la salud, los Tollers son generalmente una raza saludable, pero pueden ser propensos a ciertos problemas de salud, incluyendo la displasia de cadera, ciertas enfermedades oculares y una condición específica de la raza llamada Síndrome del Toller. Sin embargo, con un cuidado adecuado, los Tollers pueden tener una vida saludable que dura entre 10 y 14 años.
En resumen, el Nova Scotia Duck Tolling Retriever es una raza de perro que destaca por su inteligencia, su entusiasmo por la vida y su habilidad para el trabajo. Su historia única como perro de caza y su enérgico comportamiento hacen de esta raza una elección popular para aquellos que buscan un perro que sea tanto un trabajador activo como un querido miembro de la familia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies